sábado, 12 de abril de 2008

Cuento sobre las fuentes de energía: La Búsqueda de Carlitos

La Búsqueda de Carlitos:

Erase una vez, un niño, llamado Carlitos que estaba en su casa viendo la tele cuando de pronto la luz se fue. En ese momento Carlitos dijo:
-Bueno, no importa mientras viene la luz para poder ver la tele que mi madre me prepare la cena.
Pero su madre no se la pudo preparar porque su cocina era eléctrica.
Entonces Carlitos vio,lo importante que era la energía y quiso investigar otras clases de energía.
Cogió una linterna y un libro que tenía su padre sobre distintas clases de energías, y descubrió algunas como la hidráulica que es aquella que se obtiene del aprovechamiento de la energía cinética y potencial de la corriente de ríos, saltos de agua o mareas, considerada una forma de energía renovable.

La utilización más significativa la constituyen las centrales hidroeléctricas de represas, aunque estas no son consideradas formas de energía verde por el alto impacto ambiental que producen y por el uso de grandes cantidades de combustible fósil para los generadores.

A Carlitos esto le pareció muy interesante al principio ya que se trataba de una energía renovable y era una manera muy sencilla de obtener energía, pero al pensar que producía un alto impacto ambiental ya no le pareció adecuada, por lo que decidió seguir buscando otras formas para obtener energía.
Entonces, siguió buscando en el libro, y encontró una energía muy rara y desconocida para él, era la energía nuclear, empezó a investigar y se encontró con que esta energía se obtiene al aprovechar las reacciones nucleares espontáneas o provocadas por el hombre.

Estas reacciones se dan en algunos isótopos de ciertos elementos químicos, siendo el más conocido de este tipo de energía la fisión del uranio, con la que funcionan los reactores nucleares. Para ello se utilizan reactores en los que se hace fisionar o fusionar un combustible.

Pero esta le pareció muy peligrosa y difícil por lo que no le convenció y decidió seguir buscando.
Entonces descubrió la energía térmica, que es la energía liberada en forma de calor, obtenida de la naturaleza (energía geotérmica), mediante la combustión de algún combustible fósil. Esta, también se puede aprovechar en un motor térmico; en el caso de la energía nuclear para la generación de energía eléctrica, y en el caso de la combustión, además, para obtener trabajo, como en los motores de los automóviles o de los aviones.

Esta opción le gustó mucho a Carlitos, ya que se podía usar para muchísimas cosas y se obtenía de manera fácil y natural.
Pero ya que había empezado a investigar, tenía curiosidad y quería saber si existía algún tipo de energía más, por lo que siguió indagando y finalmente encontró un último tipo de energía, la energía eólica que es la energía obtenida del viento, es decir, aquella que se obtiene de la energía cinética generada por efecto de las corrientes de aire y así mismo las vibraciones que el aire produce.

Se utiliza para mover aerogeneradores. El viento mueve una hélice y mediante un sistema mecánico se hace girar el rotor de un generador, normalmente un alternador, que produce energía eléctrica. Para que resulte rentable, suelen agruparse formando parques eólicos.

Esta idea también le gustó mucho, porque el aire se puede aprovechar fácilmente y obtenerla siempre. Pero luego se enteró por su madre que estos aerogeneradores podían matar o afectar a muchas aves migratorias, por lo que ya esta energía no le convenció tanto.
Finalmente pensó que depende de la situación se podía utilizar una energía u otra, de tal manera que usándolas todas podrían mejorar la situación en el planeta.

2 comentarios:

Kalar dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Galmaran dijo...

See Please Here